ANDROMACO

En 1926 inician en Argentina la expansión comercial del grupo fuera de su país de origen. Un año más tarde se abre una planta industrial, la primera en Latinoamérica, con sede en Buenos Aires.

En el año 1939, los socios fundadores deciden separarse, quedando el Grupo Roviralta con una importante presencia en Latinoamérica.

Laboratorios Andrómaco S.A.I.C.I. de Argentina abre una nueva planta industrial en Capital Federal en 1941 y concreta su forma jurídica definitiva. Para entonces, Brasil se erige en la cabecera tecnológica del grupo.

En el año 1978, fallece Don Raúl Roviralta Astoul y se atomiza la propiedad del grupo entre sus descendientes directos. Años más tarde, su sucesor en Argentina, Alejandro Roviralta Rocamora, adquiere la participación mayoritaria en IADELPA – Instituto Andrómaco del Paraguay – y Laboratorios Andrómaco de Uruguay, empresas independientes pero relacionadas comercialmente con Laboratorios Andrómaco S.A.I.C.I. de Argentina.

Durante la década del ´80 se incorpora la tercera generación familiar a la conducción de la compañía.

Acompañando el crecimiento, en el año 2004 comienzan las exportaciones a Brasil y dos años más tarde (2006) se inauguran las instalaciones ubicadas en la Av. Rabanal, 3500 metros cuadrados destinados a procesos estratégicos con tecnología de punta.